Tolerancia y respeto, testimonio de un “niño soldado”

Los alumnos de 3º de la ESO del IES San Agustín han participado en un proyecto de concienciación, desarrollado por la ONG Global Humanitaria en colaboración con la concejalía de Educación, que ha contado con el testimonio único de un niño (hoy adolescente) que fue reclutado a la fuerza por el Daesh, “a los niños nos cogían de la escuela a la fuerza; si no ibas con ellos, te mataban. No sabíamos ni dónde íbamos, ni qué teníamos que hacer”. Así lo ha contado Wissam Ahmad a los alumnos de San Agustín.

Tenía 12 años cuando le cogió Daesh para combatir en el conflicto en Siria. Vivía con su familia en un pueblo al sur del país sirio (provincia de Daraa) cuando, en 2013, un grupo de militares de Al Nusra (filial de Al Qaeda en Siria) reclutó a los niños del pueblo para adoctrinarles y prepararles antes de mandarlos a combatir, “no entendíamos nada, no sabíamos contra quién tendríamos que luchar llegado el momento, sólo veíamos que tenían armas y que mataban gente”.

Un día, Wissam iba a la compra junto con una niña de 4 años cuando se produjo un bombardeo. En él, el pequeño Wissam resultó herido y la pequeña fallecería más tarde. Estuvo sin conocimiento más de 5 horas. Vecinos de la localidad le recogieron herido y le ayudaron. Cuando despertó ya se encontraba en un hospital de Jordania. Había salvado la vida, pero perdió la pierna derecha.

Después de 2 años de varias operaciones, los médicos le dijeron que tendrían que amputar también la pierna izquierda. Global Humanitaria, cuyo objetivo principal es defender los derechos de la infancia, le trajo a Madrid donde le pudieron salvar la pierna. Actualmente vive en Jordania con su familia, y solo quiere volver a estudiar y vivir en paz.

Wissam Almad, despertó el interés de los alumnos de San Agustín, quienes le realizaron muchas preguntas. Se encuentra en España (con la ONG) para concienciar, para “acercar” la voz de los niños sirios a Europa.

Al Nusra sigue la política de ganar corazones y mentes, inculcando mensajes fundamentalistas. El propio Wissam lo decía, respondiendo a la pregunta de un alumno del instituto sobre qué les decían de occidente, “contaban muchas barbaridades en general del mundo occidental, pero al estar aquí he conocido a la gente buena que hay” 

A través de la concienciación y la transmisión de testimonios como el de Wissam, (un niño que vivió este conflicto en primera persona) la ONG pretende derribar estereotipos, educar en la tolerancia, el respeto y la integración.

Wissam Ahmad (17 años), junto a su intérprete, contó su testimonio a los alumnos de 3º de la ESO del IES San Agustín
print